22 jul. 2014

ADIÓS MADRE DIVINA: EL CARMEN CORONADA LLEGA A SU MONTE CARMELO CORDOBÉS.

Así decía una canción que se canta a la Virgen cuando la Orden se despedía de Ella: "Adiós, Madre Divina, adiós, Madre de amor, Luz bella del Carmelo, radiante más que el sol..."
La Virgen del Carmen Coronada llegaba a su casa de San Cayetano, con las calles engalanadas y los corazones enfervorizados que no la dejaron en ningún momento. En las fotografías de Rafael Parejo podemos observar la fachada engalanada por el Grupo Joven de Las Angustias, ganadores del primer premio de balcones, seguidos por el Grupo Joven de la Merced y un particular de Torres Cabrera.
Antes de entrar en la iglesia, los fieles que llenaban la Cuesta cantaron su himno a los sones de la Sociedad Filarmónica del Carmen de Salteras, cuya interpretación musical a lo largo del recorrido fue sencilalmente magistral, como un concierto al aire libre.
Ya en tu templo recibirás cada día la visita de tus incontables devotos que se acercarán hasta tu camarín y clavarán en ti su mirada.




















19 jul. 2014

CLAMOR POPULAR Y DEVOCIÓN INTENSA CON EL CARMEN CORONADA DE SAN CAYETANO.

Si una imagen vale más que mil palabras, estas fotografías de Rafael Parejo son el discurso más hermoso que se puede dedicar a la Virgen del Carmen Coronada en su salida procesional del día 16 de julio. Así lo comentaba el Sr. Alcalde a lo largo de la procesión: "Es algo increible, ¡qué cariño se le tiene a la Virgen del Carmen Coronada!". Y es que a lo largo del recorrido el pueblo de Córdoba profesó su devoción a esta Bellísima Imagen de la Virgen del Carmen Coronada, demostrándolo en las multitudes congregadas en los lugares principales, como en la Cuesta de San Cayetano, en la Malmuerta, en los Jardines de Colón, Plaza de Capuchinos, Bailío y Santa Marina.
Uno de los momentos más bellos tuvo lugar en la entrada de la Virgen en la Plaza de Capuchinos al son de Saeta Cordobesa, haciéndose un silencio intenso y emotivo, mientras las hermandades de ambos templos la recibían en sus puertas.
Las calles engalanadas en varios tramos y el esmero en los balcones, como el del Grupo Joven de la Merced o el Las Angustias, así como otros decorados por devotos en Torres Cabrera o en las Ollerías, puso de manifiesto como cada año son más los que se animan a poner de manifiesto su amor a la Reina del Carmelo.
Una jornada de gloria vivida junto a la EMPERATRIZ CORDOBESA, la que tiene su casa en la Cuesta de San Cayetano.













LA CIUDAD DE CÓRDOBA A LOS PIES DE SU VIRGEN DEL CARMEN CORONADA DE SAN CAYETANO. Todas las autoridades de la ciudad le acompañaron.

Y cuando Córdoba registró la temperatura más alta, y el termómetro de la malmuerta resaltaba 47 grados, el calor más intenso no estaba allí. La Iglesia Conventual de San Cayetano y su Cuesta se convertía en el foco de devoción más intenso de la ciudad la tarde del 16 de Julio. Minutos antes de las 20´00 horas, cuando iba a comenzar la Función principal, la Iglesia ya estaba llena, el claustro y dependencias conventuales llenos de niños carmelitas, acólitos, costaleros y la Cuesta repleta a la espera de ver a su Emperatriz, minutos antes llegaban todas las autoridades de la Ciudad: EL SR. ALCALDE, D. José Antonio Nieto; varios concejales del Ayuntamineto; el Vicepresidente de la DIPUTACIÓN, y varios diputados, EL CORONEL del Regimiento La Reina de Cerro Muriano y varios militares mas, el PRESIDENTE de la Agrupación de hermandades y cofradías, así como la mayoría de las hermandades de gloria agrupadas y otras representaciones de penitencia como Jesús Caído.
Todos comentaban que es un día grande en Córdoba, la procesión del Carmen Coronada, capaz de movilizar a tantos miles de fieles, se ha convertido en una cita obligada del mundo cofrade. Esperar a la Reina Coronada del Carmelo es no perderse una de las Glorias más importantes de Andalucía que siguen día a día desde diferentes puntos de la geografía andaluza y nacional para estar junto a Ella el día de su Solemnidad.

Fotos: Rafael Parejo












15 jul. 2014

NOVENA MULTITUDINARIA EN SAN CAYETANO: EL SR. OBISPO PRENDADO ANTE LA BELLEZA DEL CARMEN CORONADA.

Llega julio y ni las altas temperaturas pueden con el calor devocional que envuelve a la Virgen del Carmen Coronada en el alto de la Cuesta de San Cayetano. Una iglesia conventual que se queda pequeña para celebrar los cultos más importantes del año, la Solemne Novena a la reina y Hermosura del Carmelo.
Ayer se vivía uno de los momentos principales de la Novena, el día que nos acompaña y preside el Sr. Obispo D. Demetrio Fernández, que se siente en su casa, bajo la mirada de la Madre. Nada más llegar y arrodillarse ante el Santísimo, se acercó para contemplarla de cerca, y quedarse en silencio, sin más palabras. En varios momentos de la Santa Misa la miró de nuevo y volvió a recrearse "en tan graciosa Belleza". En su homilía felicitó a la Archicofradía por los cultos, por la propagación de su devoción y por el cariño que se pone en Ella, "por lo hermosa que la habéis puesto".
Una noche de intensas emociones, en las palabras del Sr. Obispo, en la Bendición de los estrenos, en la entrega de la cruz con distintivo blanco por su servicio a España de D. Manuel Guzmán, en el brillo de los ojos de todos los fieles devotos mirando a la que es su Faro y Guía: la Estrella de los Mares.
De nuevo la Emperatriz Cordobesa bajó a su Monte Carmelo de la Cuesta.